Archives for : Mantenimiento edredones

Limpiar fácil edredones

Limpiar edredones

La limpieza de edredones en casa resulta una opción a tener en cuenta sobre todo en estos tiempos de crisis. Existen dos formas básicas, limpieza en la lavadora o limpieza en seco. Para hacerlo de manera correcta hay que seguir unos pasos determinados.

Limpieza de edredones en la lavadora

Sacamos el edredón de la cama y lo metemos dentro de la lavadora. Ponemos un ciclo de lavado completo y dejamos que se termine el proceso.

Cuando se acabe sacamos el edredón y lo extendemos sobre una superficie plana. Con las manos lo sacudios con toques ligeros hasta que el relleno quede distribuido por dentro de manera uniforme.

Lo ponemos a secar encima de un tendedero o en una secadora. Comprobamos al cabo de un rato que no quedan restos de humedad ¡y ya lo tenemos listo para ser colocado otra vez en el dormitorio!

Nota: puedes optar por usar una ramita de canela durante el secado para proporcionar aun más frescor a tu edredón.

Limpieza de edredones en seco

Coja el edredón y localice todas las manchas y suciedad posibles. A continuación ármese de un producto específico para la limpieza en seco como cloroetileno y con un trapo limpio frote las zonas afectadas.

Después deje reposar el edredón y al cabo de un rato vuelva a repasarlo para asegurarse de que queda limpio.

Nota: asegúrese bien de escoger el producto correcto para su tipo de edredón. Puede mirar la composición del mismo e informarse antes de pasar a la limpieza.

Un edredón que transpira es un edredón que se mantiene vivo

edredon

Existen arduos debates sobre cada cuánto tiempo es necesario lavar un edredón. Sin embargo, todas las partes coinciden en que es vital mantenerlo día a día con una serie de cuidados específicos. Y para cuidar nuestro edredón es necesario andar pendiente de él en invierno, que es cuando más lo usamos, pero también en verano, ya que no se debe dejar el edredón de cualquier forma en un armario. Es necesario doblarlo cuidadosamente e introducirlo en su embalaje original, ya que este fue creado con dicha intención. Una vez hecho esto, el edredón se colocará en un lugar fresco y seco.

 

Del mismo modo, y tal y como sucede con colchas, fundas nórdicas o mantas, es necesario que el aire fresco del exterior entre en contacto con nuestro edredón de vez en cuando. Para ello, es buena idea tenerlo en el balcón o la terraza de manera horizontal. Igualmente, es positivo sacudir el edredón a diario para eliminar ácaros y demás microorganismos que puedan llegar a dañarlo.

 

Por último, y aunque se da por descontado, el uso de lejía o potentes detergentes debe descartarse. Cuando procedamos a lavar nuestro edredón en la lavadora usaremos productos suaves y programaremos la máquina con tiempos cortos y temperaturas bajas. Si llevamos a cabo todos y cada uno de estos consejos, conseguiremos incluso duplicar la vida útil de nuestro edredón, de modo que vale la pena molestarse un poco cada día y cuidar al máximo el lavado (cada dos o tres años) si no queremos arrepentirnos y observar, deprimidos, como nuestro edredón no ha pasado del lustro de vida.

¿Cómo limpiar los edredones?

Acabas de comprar edredones para toda la familia y estás encantada/o, pero inevitablemente te asalta la duda sobre el momento en que tendrás que realizarles una buena limpieza antes de guardarlos hasta el año siguiente. ¿Podré limpiar los edredones en casa o tendré que hacerlo en la tintorería?

Para responderte a esta pregunta lo haremos aplicando unas reglas básicas que decidirán si podrás hacer tú misma/o el trabajo o delegar en profesionales. Las normas a las que te ceñirás son las siguientes: Las instrucciones dadas por el fabricante, que siempre estarán supeditadas además al tipo de tejido/relleno del edredón y, por último, el tipo de lavadora que poseas en casa.

como limpiar los edredones

Antes de experimentar con una pieza de este tipo debes asegurarte bien del material que tienes entre manos, y nadie mejor para indicártelo que quien lo ha fabricado. Sigue bien sus indicaciones y no te guíes por el consejo de alguien que ha probado uno u otro método de limpieza, aunque le haya funcionado en su caso.  El fabricante no solo te indica el modo de hacerlo, a veces también puede aconsejar sobre el número máximo de veces que se puedes limpiar sin dañarlo. Todas sus recomendaciones harán que tus edredones se mantengan perfectos, como el primer día.

Por otro lado, si puedes lavar los edredones en la lavadora deberás no solo atender las indicaciones de lavado del fabricante (tipo de programa y detergente, uso de lejías y limpiadores, aplicación del centrifugado,…), sino que tendrás que disponer de una lavadora con una capacidad suficiente (a partir de 7 kilos) para que quepa el  edredón y pueda realizarse una óptima limpieza.

Tan importante como el lavado es el proceso de secado. Si este puede realizarse en máquina deberás ajustar bien las indicaciones del fabricante a los programas de tu secadora. Si tienes que optar por hacerlo al aire natural tendrás, igualmente, que adaptarte al mejor modo de conseguir un secado uniforme que garantice mantener la correcta disposición de todo su relleno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies